¿Cómo puedo tener un divorcio pacífico?

Cecofam Guerrero

como-puedo-tener-un-divorcio-pacifico-cecofam

Escucha el programa completo

¿Como tener un divorcio pacífico?

Sin lugar a duda, el divorcio es un acontecimiento en el que están involucrados muchos sentimientos, especialmente de dolor… ¿Cómo lograr que en un proceso tan doloroso podamos mejorar, aprender y crecer.

Invitada Mtra. Génesis Hernández Rodríguez, Coordinadora del Centro de Mecanismos Alternos de Solución de Controversias.

El divorcio normalmente está asociado a tener que pasar por un proceso legal, el cual puede ser muy largo, costoso, y de alto conflicto. Sin embargo puede representar una oportunidad para conocerse a uno mismo y aprender a establecer una mejor relación parental.

¿Qué se necesita para llevar un divorcio pacifico, sobre todo cuando hay hijos?

  • La capacidad de ambos padres para comunicarse y gestionar su situación emocional de una manera sana y positiva.
  • La capacidad de los padres para llegar a acuerdos y seguir cubriendo las necesidades de los hijos.
  • Evitar descalificar al otro.
  • Evitar culpar al otro.
  • Que los hijos convivan con ambos padres y evitar cambios abruptos.
  • Buscar apoyo profesional.
como tener un divorcio en paz

Mediación Familiar para un divorcio pacífico.

El objetivo de un divorcio es disolver un matrimonio y aunque ese objetivo puede ser sencillo, el procedimiento legal para alcanzar la disolución de un matrimonio, con frecuencia es complejo Una alternativa para llevar un divorcio pacífico es la Mediación Familiar, la mediación involucra principalmente a dos personas que se reúnen con un mediador imparcial, el cual les ayudará a alcanzar un arreglo justo para ambos padres e hijos.

La mediación permite que los cónyuges, padres tomen las  decisiones importantes, tales como la división de bienes, alimentos, custodia, convivencias de los hijos, entre muchos otros temas de crianza y acuerdos para esta nueva dinámica familiar, lo que garantiza mayor compromiso para cumplir el acuerdo, ya que son las mismas partes los que lo establecen. Tras una mediación fallida, las personas pueden elegir continuar o iniciar un proceso con una autoridad judicial.

La mediación es menos costosa que ir al tribunal debido a que requiere menos tiempo de parte de los abogados. Hay situaciones en que no es posible llevar a cabo el proceso de Mediación, por ejemplo, si un cónyuge tiene temor del otro.

Algunos de los beneficios de elegir un proceso de mediación son:

  • Poder llegar a un acuerdo con la pareja para así solucionar un conflicto.
  • Sobre todo cuando hay hijos, ayuda a los padres a negociar entre ellos y empezar a construir una relación de trabajo que les permitirá comunicarse efectivamente.
  • Evitar un proceso desgastante a nivel emocional, legal y a veces de altos costos.

¿Cómo se puede tener acceso a este tipo de proceso en mi divorcio?

Como primer paso es que la persona tenga voluntad de llevar un proceso de Mediación, acudir al centro más cercano, se evalúa el tema por el cual está transitando la persona, ya que si es un tema de violencia no es posible mediarlo. Se puede llegar antes, durante y después de un juicio a las instalaciones.

 Es posible que no la estés pasando bien, y tengas dificultades en la manera de comunicarte; sin embargo, por tus hijos ¡vale la pena intentarlo! Lo ideal es que así como un día inicio todo con la voluntad y el deseo de estos juntos, de la misma forma concluyan su relación de pareja, con la finalidad de seguir fortaleciendo el vínculo más valioso y duradero: la relación parental.

Pero si sientes que no eres capaz ni siquiera de coincidir en el mismo lugar y mucho menor interactuar, lo ideal será buscar apoyo profesional, a nivel emocional; tal vez la mediación no sea aplicable para ti y tengas que recurrir a otras instancias, y requieras la decisión de un tercero.

como-puedo-tener-un-divorcio-pacifico-cecofam-2

Píldoras de sanación emocional.

Te compartiremos una técnica para esos momentos o situaciones en los que nos vemos desbordados por las emociones, y nos sentimos tan molestas/os que lo único en lo que pensamos es en buscar la forma de “descargarnos”. Generando un alivio momentáneo; pero en realidad. Ese proceder nos perjudica y nos aleja de una buena comunicación.

Así que, si te encuentras desbordado por la intensidad emocional, tomate tú tiempo, respira y céntrate en cuál es tu objetivo ¿liberar tensión o buscar una solución?

Esta técnica de comunicación asertiva se denomina “mensajes yo y mensajes tú”. Al igual que toda técnica asertiva, pretende dejar claro la posición frente a un asunto sin perjudicial, ni herir los sentimientos.

La clave está en usar “Yo” en lugar de “Tú”, y mantenerse siempre centrado en el problema que queremos  tratar; sin acusar ni culpar a la otra persona, se trata de favorecer la escucha del receptor del mensaje y evitar la escalada del conflicto.

Ejemplo:

Me centro en lo que hace el otro. Lo acuso, lo juzgo.

 

 

 

(*siempre estas igual, no vas a cambiar nunca*)

 

Me centro en mí, en las consecuencias del comportamiento del otro. Describo sin descalificar, expreso lo que siento y lo que me gustaría.

 

(*Cuando actúas así… me siento…. Me gustaría que…)

 

 

 Para usar de forma adecuada los mensajes YO, se sigue un esquema sencillo, que consta de cuatro pasos:

  1. Describe la conducta de la otra persona de forma objetiva. Recuerda que tienes que hablar de hechos y no de juicios subjetivos, y se lo mas especifico posible.
  2. Explica cómo te hace sentir ese comportamiento. Habla de ti y de tus sentimientos, e intenta mantenerte lo más clamado posible.
  3. Describe las consecuencias de que la otra persona siga manteniendo esa conducta; también puedes hablar de los sentimientos que crees que experimentaras, o de cómo crees que afectara ese comportamiento a otras personas o situaciones.
  4. Explica concretamente los cambios que quieres o deseas que se produzcan en el comportamiento de la otra persona. De esta forma le deseas que se produzcan en el comportamiento de la otra persona. De esta forma le ofreces una alternativa, y le das la oportunidad de que responda de forma proactiva.

Como puedes comprobar los mensajes Tú Y los mensajes Yo, son dos formas muy distintas de expresar lo mismo, pero obteniendo resultados diferentes. Los mensajes Yo son una herramienta de la comunicación que nos servirá para expresar todo aquello que deseemos de una forma respetuosa y asertiva.

“La familía se crea, no se destruye, solo se transforma!

Artículos de interés

E2. ¿Cómo elijo un terapeuta?

E2. ¿Cómo elijo un terapeuta?

En este episodio las Psicólogas Claudia Ibet Navarrete y Azalea Suástegui, hablamos sobre cómo hacer una elección de un profesionista en salud emocional, formulando las siguientes interrogantes: ¿Te has sentido abrumado, estresado con conflicto en tus relaciones...